ANALISIS DEL CONCEPTO DE “IDENTIDAD” EN LA SUCESIÓN DE EMPRESAS TRAS LA REFORMA DE LA LEY CONCURSAL.

workers-659885_640

La nueva Ley 9/2015 de medidas urgentes en materia concursal estableció, entre otras novedades, la sucesión de empresa en las transmisiones de unidades productivas en conjunto, tal y como ya avanzó el RD Ley 11/2014.

Para analizar el concepto de “identidad” que se exige para determinar la sucesión, analizamos un Auto del Juzgado Mercantil de Barcelona de 2 de febrero de 2015, que recoge las características indicadas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea respecto al concepto de “identidad”.

El referido Auto se dicta en relación al análisis de la posibilidad de sucesión empresarial de un Ayuntamiento en la posición del empleador o la determinación de cese de la actividad y extinción colectiva de los contratos de trabajo.

Al tratarse de una entidad en concurso los supuestos de sucesión de empresa se rigen por la Ley Concursal, y en la actualidad por los art. 149 y 146 bis LC, que en relación al caso concreto del Auto, también resultan aplicables aunque se trate de una entidad de derecho público, tal y como razona la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 20 de enero de 2011, interpretando la Directiva 2001/23/CE del Consejo, de 12 de marzo de 2001.

La normativa concursal actual de los supuestos de sucesión de empresa viene regulada en el actual art.14 bis LC, que se remite al 149 LC. Este indica que cuando se trasmita en el procedimiento concursal una entidad económica que mantenga su identidad, entendida como un conjunto de medios organizados a fin de llevar a cabo una actividad económica esencial o accesoria, se considerará, a los efectos laborales y de Seguridad Social, que existe sucesión de empresa.

Por lo tanto, los elementos a tener en cuenta son el concepto de entidad económica y el de “identidad”. El primero de los conceptos se aclara por el propio artículo y además ha sido objeto de desarrollo doctrinal y jurisprudencial. Por ello, nos centramos en delimitar ¿qué debe entenderse por “identidad” de la entidad económica?

La Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 20 de enero de 2011, en su fundamento jurídico 33, señala cuáles son las circunstancias de hecho que deben tenerse en cuenta para determinar si se mantiene o no la identidad.

  1. Tipo de empresa o centro de actividad de que se trate.
  2. Que se transmitan elementos materiales, como edificios o bienes muebles.
  3. Valor de los elementos inmateriales en el momento de transmisión.
  4. Que el nuevo empresario se haga cargo, o no, de la mayoría de los trabajadores.
  5. La transmisión de la clientela.
  6. El grado de analogía de las actividades ejercidas antes y después de la transmisión.
  7. La duración de una eventual suspensión de dichas actividades.

En el caso del Auto referido, se rechaza la sucesión dado que  a pesar de que se da una cesión de la clientela, la cesión de bienes deriva de las condiciones de la concesión administrativa, para el caso de su resolución, no se contrata a ningún trabajador y no se ceden instalaciones.

Por lo tanto, sin perjuicio del desarrollo Jurisprudencial que nuestros Tribunales vayan realizando, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya ha dejado sentadas las bases de los requisitos que deben tenerse en cuenta para determinar la existencia de “identidad” en la entidad económica objeto de transmisión.

Comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.