CONGELACIÓN DE LA RETRIBUCIÓN DE LA ADMINISTARCIÓN CONCURSAL EN LA LIQUIDACIÓN CONCURSAL

ball-665090_640

Tras las continuas reformas concursales a las que nos hemos visto expuestos los Administradores Concursales recientemente, una nueva modificación nos afecta de forma directa. Nos referimos a la nueva regulación transitoria de la retribución de los administradores concursales incluida en la Ley 25/2015. Sin perjuicio de analizar en otro post las reformas acontecidas, examinamos a continuación los cambios relativos a la retribución de la administración concursal.

Así, se ha publicado en el BOE de 29 de julio de 2015 la Ley 25/2015 de 28 de julio de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medias de orden social, que también recoge de forma sorpresiva una reforma en relación a la retribución de los Administradores Concursales.

Desde el día siguiente a la publicación de la Ley, es decir, desde el 30 de julio de 2015, la retribución de los administradores concursales se ve congelada respecto a la fase de liquidación y hasta que se apruebe el nuevo desarrollo reglamentario del art. 27 LC que regulará el estatuto del Administrador Concursal y su arancel.

En concreto, la Disposición transitoria tercera de la Ley 25/2015, establece que hasta que se desarrolle el Reglamento, el arancel de la administración concursal se regirá por lo dispuesto en el del Real Decreto 1860/2004, pero con una serie de especialidades nuevas que afectan desde este momento a los administradores concursales y su retribución.

Especial trascendencia tiene, como hemos señalado, lo relativo a la retribución en la liquidación. En esta fase, se mantiene la retribución al 10 por ciento de la retribución aprobada para la fase común para los seis primeros meses, y la disminución al 5 por ciento para cada uno de los meses sucesivos. Sin embargo, y esta es la novedad, la Ley señala que a partir del decimotercer mes desde la apertura de la fase de liquidación la administración concursal no percibirá remuneración alguna salvo que el juez de manera motivada y previa audiencia de las partes decida, atendiendo a las circunstancias del caso, prorrogar dicho plazo.

Esta limitación temporal ya había sido avanzada por otras modificaciones legislativas. No obstante, su trascendencia radica en que desde el 30 de julio de 2015, todas aquellas cantidades relativas a honorarios de la fase de liquidación por mensualidades que superen los doce meses no podrán ser facturadas por los administradores concursales.

Por lo tanto, la reforma afecta no sólo a las nuevas retribuciones, si no a todos aquellos honorarios de concursos, que pudieran encontrarse pendientes de facturar por el Administrador concursal por diferentes razones. Vemos cómo el legislador ha cogido por sorpresa a los administradores concursales con esta disposición transitoria.

Comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.