EJERCICIO DE LA ACCIÓN DE REINTEGRACIÓN POR EL ADMINISTRADOR CONCURSAL: OPORTUNIDAD; VIABILIDAD Y POSIBLES ALTERNATIVAS (Parte II)

acciones de reintegracion

Continuamos con la segunda parte del post dedicado a la tarea del Administrador Concursal de verificar la posibilidad de anulación o rescisión de actos del deudor que cumplan determinados requisitos mediante el ejercicio de una acción de reintegración.

Si con anterioridad detallábamos la necesidad de verificar la oportunidad del ejercicio de la acción, en esta ocasión nos centramos en la viabilidad de la misma y la realización de un plan de viabilidad por el Administrador Concursal.

2. Viabilidad de la acción. Plan de viabilidad

El ejercicio de un acción rescisoria exige una serie de requisitos establecidos legalmente, pero, además del cumplimiento de los mismos, se debe realizar un análisis de la viabilidad de la propia acción. Es decir, de las probabilidades de éxito y de la incidencia que el resultado pueda tener en el concurso.

El administrador concursal debe realizar un “plan de viabilidad” de la acción rescisoria, visualizando las probabilidades de que la demanda sea estimada, los diferentes argumentos que puedan oponerse a la misma, y si existe variedad de opiniones jurisprudenciales sobre el caso.

Pero, además, es necesario tener en cuenta qué efectos tendrá la resolución en el concurso, es decir, si realmente va a suponer un beneficio real para el interés del concurso y los acreedores, o si, a pesar de que se cumplen los requisitos para la interposición, las ventajas a obtener son escasas o inexistentes.

El artículo 73 de la Ley Concusal, respecto a los efectos de la rescisión señala que el derecho a la prestación que resulte a favor de cualquiera de los demandados como consecuencia de la rescisión tendrá la consideración de crédito contra la masa, que habrá de satisfacerse simultáneamente a la reintegración de bienes y derechos. Por lo tanto, en ocasiones, a pesar de que se anule un acto, a priori, perjudicial, las consecuencias pueden ser la generación de un nuevo crédito contra la masa, a abonar de forma inmediata, que colapse la liquidez de la concursada, o que incluso no sea posible abonarlo.

El administrador concursal, por tanto, debe ser consciente de estos efectos y de las consecuencias que pueda tener la presentación y estimación de la acción de reintegración.

Para concluir el estudio de las actuaciones que el Administrador Concursal debe realizar antes de interponer una acción de reintegración, analizaremos en una siguiente entrada las posibles alternativas que existen al ejercicio de la acción.

Comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.