Incidencias en el acceso a las listas de administradores concursales

tareas 2.02

Continuando con el Post sobre la regulación del acceso a las listas de administradores concursales, pasamos a desarrollar de forma más concreta algunas incidencias. Veamos.

  • De tres a uno AC: La reforma de la Ley 38/2011 cambia el órgano colegiado por un órgano unipersonal. En general, hasta la reforma de 2014, había un solo administrador concursal. Para concursos grandes podía designarse dos, aunque uno era auxiliar delegado del otro. En la actualidad, salvo en el caso de concursos conexos, o de entidad de crédito o de interés público, la administración concursal será siempre unipersonal. La llevanza del concurso por el administrador concursal suele ser más cómoda cuando hay un solo AC. De hecho, las personas jurídicas administradores concursales ya están organizadas colaborando profesionales de la rama económica y jurídica para la llevanza conjunta de concursos. Se han formado equipos como consecuencia de la reforma concursal. Respecto del administrador concursal acreedor que era designado por el Juzgado como administrador concursal, puede decirse que su actividad era escasa y su utilidad también poca.

  • Formación: La ley exige un compromiso de formación de los administradores concursales. Esto implica su formación a través de participación en cursos que organizan los colegios profesionales, sesiones que también organizan dichos colegios u otras instituciones académicas, universitarias o profesionales. También se celebran sesiones organizadas por despachos de administradores concursales o incluso talleres concursales en los que se puede participar para acreditar esa formación que se ha recibido a lo largo del año y que complete el acceso del administrador concursal a la lista. La reforma de 2014, pendiente de desarrollo reglamentario, ha reiterado estos requisitos formativos, indicando que podrán referirse a la titulación requerida, a la experiencia a acreditar y a la realización o superación de pruebas o cursos específicos. Se podrán exigir requisitos específicos para ejercer como administrador concursal en concursos de tamaño medio y gran tamaño. Pero junto a esta formación, falta una formación más práctica, experiencial en la que los profesionales que pueden ser administradores concursales participen en una práctica de llevanza de concursos a través de cursos. El profesional deberá incluir los certificados de participación en cursos y jornadas para acreditar la formación recibida durante el año. Los colegios de censores jurados de cuentas y auditores tienen un mínimo de horas de formación continua para poder participar en las actividades de designación judicial como son seis horas más o menos con carácter general. En el mes de octubre-noviembre es cuando más sesiones y jornadas se celebran porque los auditores tienen en esa fase un bajón de trabajo y por ello se dedican principalmente a la formación esas temporadas.
  • Inscripción en lista de AC: Hasta el momento, y en tanto no se desarrolle reglamentariamente lo dispuesto por la reforma de la Ley 17/2014, las listas se presentan por los colegios profesionales al Juez-Decano de cada provincia y esos colegios son los que reciben las solicitudes de inscripción en las mismas. Así, el colegio de abogados respectivo recibe las solicitudes para estar inscrito en la lista de AC abogado y lo mismo el colegio de auditores, censores jurados de cuentas, etc. Esta información, con el listado correspondiente se lleva al Juez-Decano quien, a su vez, lo entrega a los jueces de lo Mercantil que existan en la provincia. Para la inscripción en la lista hace falta cumplir una serie de requisitos como son la experiencia profesional de cinco años como abogado o economista, auditor o titulado mercantil. Acreditar dicha circunstancia mediante el correspondiente certificado del colegio respectivo, así como contar con seguro de responsabilidad civil que puede ser el del propio del colegio o uno especial en aumento de cuantía de responsabilidad. La formación de las listas se realiza con carácter anual en general, salvo algunos colegios que permiten la incorporación de manera informática tan pronto como alguien solicite la inscripción. Por tanto, la petición en general se realiza a final de año, es decir, en noviembre y diciembre, a los colegios profesionales correspondientes quienes luego en diciembre envían el listado a los Jueces decanos, para su distribución entre los jueces de lo Mercantil, cuyo secretario contará con el listado de administradores concursales inscritos. Conviene verificar que ha llegado la lista una vez realizada la solicitud al colegio profesional correspondiente. Las personas jurídicas no se inscriben en general a través de los colegios profesionales, salvo que tengan la condición correspondiente. En el ámbito de los colegios de abogados puede haber sociedades profesionales SLP y también en el ámbito económico. Estas sí pueden inscribirse por la vía de los colegios profesionales. En el caso de personas jurídicas formadas para ser administrador concursal, la solicitud se realiza directamente al Juzgado Decano para que allí se acepte la inscripción y se envíe la lista correspondiente a los jueces de lo Mercantil de la provincia. Con la solicitud conviene, acompañar información respecto del despacho o las actividades de formación realizadas que acredite la misma ante el colegio profesional para que se lo transmitan a los jueces de lo mercantil. Pero a veces esa información no llega a los jueces de lo mercantil quienes solo reciben la lista con los nombres y datos de contacto. Por ello, será conveniente estar atentos para reiterar la información profesional con posterioridad, una vez ya se verifique la inclusión en la lista de administradores concursales.

Esta es la regulación que continúa vigente, a pesar de la reforma. Una vez que se desarrolle reglamentariamente y entre en vigor, el acceso al listado de administradores concursales será mediante inscripción en el Registro Público Concursal. En general, la designación se realizará por turno, exigiéndose formación y experiencia para el acceso.

  • Inscripción de AC en listas fuera de plaza: En ocasiones un administrador concursal desea trabajar, no solamente en su plaza, donde está establecido profesionalmente de manera estable o permanente, sino que también desea ir a otros Juzgados de lo Mercantil a poder ofrecer sus servicios para la llevanza de concursos. En este caso, deberá inscribirse en las listas de dichos Juzgados de lo Mercantil. En general resulta sencillo participar en otros colegios profesionales indicando la procedencia, a través de la lista profesional del colegio de abogados respectivo. Pero también hay obstáculos a estas inscripciones. Normalmente los colegios profesionales y los abogados administradores concursales de algunas plazas, no ven con buen talante que lleguen otros administradores concursales de diferentes lugares y que, encima, puedan ser designados en concursos de envergadura o importantes. Por ello, algunos tienden a impedir este libre comercio de administradores concursales, estableciendo exigencias como la  necesaria inscripción como abogado en ese colegio, por ejemplo, pagando alta de cuota de inscripción inicial, además de estar al corriente de las cuotas colegiales. Estas normas y exigencias son claramente anticompetitivas, puesto que lo que hacen es impedir que alguien pueda desplazarse en el territorio nacional a participar como administrador concursal fuera de su plaza. Conviene, por ello, verificar, posteriormente, en el Juzgado de lo Mercantil, que su solicitud ha llegado correctamente y que se encuentra allí inscrito.

Con la reforma y su posterior desarrollo reglamentario, parece que estos obstáculos se van a eliminar, puesto que, por el momento, sólo se exigirá figurar inscrito en la sección cuarta del Registro Público Concursal. Allí se declarará la disposición a ejercer las labores de administrador concursal en el ámbito de competencia territorial que interese. Por lo tanto, en principio, con indicar la disposición para actuar en diferentes ámbitos territoriales será suficiente.

  • Persona jurídica administradora concursal: Como hemos dicho, se trata de entidades bajo formas de sociedad limitada profesional o sociedad anónima profesional o sin este calificativo que se componen por abogados y economistas o auditores, censores jurados de cuentas o titulados mercantiles con el fin de desarrollar las actividades de administrador concursal de manera colectiva. Persona y equipos ya formados que colaboran de manera estable e integrada en relación a estas actividades o bien de manera ocasional, pero bajo tutela de una persona jurídica. En la actualidad, al administrador concursal persona jurídica le son exigibles las mismas limitaciones que a las personas físicas, tres designaciones en dos años como máximo. Antes de la reforma por la Ley 17/2014 las personas jurídicas no tenían limitación de designaciones. No se define en la Ley el modo de integración entre la profesión jurídica y económica en esta persona jurídica. Bien pueden ser socios, bien administradores sociales, bien tener acuerdos de colaboración entre ambos, en definitiva, que sean equipos multidisciplinares que permitan con un solo nombramiento la llevanza de concurso de manera completa en los dos ámbitos citados.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.