Medidas favorecedoras del alivio financiero en la reforma concursal

post 23

El legislador se mueve de acuerdo a situaciones de mercado. Recientemente con la reforma de la Ley 17/2014 y el RD Ley 11/2014 introduce diversas medidas favorecedoras del alivio financiero facilitando la supervivencia de empresas viables pero asfixiadas financieramente. Se trata de conceder un alivio financiero a empresas en dificultades y a concursadas que precisan de nuevos plazos y condiciones. Estas medidas ya están siendo utilizadas en el mercado.

El preámbulo de la Ley 17/2014, de ratificación de las modificaciones introducidas por el RD Ley 4/2014, en la Ley Concursal, señala que con frecuencia, empresas realmente viables desde un punto de vista operativo se han tornado en inviables desde un punto de vista financiero. Ante esta situación existen dos alternativas: o bien liquidar la empresa en su conjunto, o bien sanearla desde un punto de vista financiero. Para poder optar por la segunda opción, mucho más atractiva de inicio, es necesario adoptar medidas favorecedoras del alivio de carga financiera o «desapalancamiento». Y esta es precisamente la finalidad de la Ley de reforma conforme a su preámbulo.

Se introduce en la norma el término “alivio financiero” que se resume en favorecer el cambio de una expectativa incierta de cobro de una cantidad elevada en una certeza razonable de cobro de una cantidad más reducida o sujeta a una mayor espera. Son mecanismos de tiempo, quitas, transformación en capital, refinanciaciones, etc…  Las reformas de 2014 introducen diversas medidas favorecedoras del alivio financiero:

  • Acuerdos de refinanciación son los instrumentos más adecuados para el establecimiento de nuevos calendarios de amortización y condiciones financieras, más acordes con la situación del mercado y de las empresas, a cambio de quitas, esperas y capitalizaciones de las deudas. Esta es la razón de que la Ley 17/2014 se centre en fomentar los mismos.
  • Ampliación de las quitas y esperas en el convenio: La flexibilización del convenio concursal se conecta con la ampliación de los límites de espera a diez años y las quitas salvajes a cambio de mayorías cualificadas. El deudor y los acreedores cuentan así con más instrumentos de reestructuración y refinanciación de la deuda.
  • Extensión de efectos a los acreedores privilegiados: Además, la extensión de efectos a todos los acreedores privilegiados, si concurren las mayorías previstas por clases, garantizará un sacrificio proporcional de todos ellos, facilitando el saneamiento financiero de las empresas, que podrán, de este modo, continuar con su actividad empresarial.
  • Capitalización de créditos: A través de este instrumento, los grandes acreedores podrán convertir sus créditos en capital social y sanear el balance de la deudora en espera de su mejor evolución y posterior venta del capital. Los principales acreedores se convierten en socios que ayudan a la empresa a salir adelante y dotar de valor a lo que fueron sus créditos.
  • El Reconvenio: como modalidad ante un incumplimiento del convenio, es decir, que se puedan pactar entre el deudor y acreedores nuevas condiciones que favorezcan la salida de la empresa y el cumplimiento de un nuevo convenio. Esta es la figura del llamado Reconvenio.

Además de estas medidas, con anterioridad se han ido adoptado otras dirigidas a los pequeños empresarios y profesionales autónomos o personas físicas con dificultades. Nos referimos a:

  1. Deuda hipotecaria por vivienda: medidas adoptadas por el Real Decreto-ley 6/2012, el Real Decreto-ley 27/2012, de 15 de noviembre, y en la Ley 1/2013, de 14 de mayo.
  2. Acuerdo extrajudicial para empresas y empresarios autónomos: la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, abordó una serie de medidas destinadas a beneficiar a todo tipo de empresas y a los empresarios autónomos, destacando, entre otras, la regulación de la figura del emprendedor de responsabilidad limitada, la creación de la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva y la introducción de un mecanismo de negociación extrajudicial de deudas de empresarios, ya fueran personas físicas o jurídicas.

Estas medidas no han tenido demasiada aplicación práctica. Sin embargo, parece que el legislador quiere mejorar las condiciones para estos deudores y se habla de una nueva reforma que permita la condonación de deudas de la persona física que se declare en concurso de acreedores. Seguiremos atentos a estos avances.

 

Comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.