Previsible frustración del ‘reconvenio’ de Martinsa y apertura de la liquidación

imagen post 13

El “reconvenio” cada vez más difícil para Martinsa, tras la Sentencia del Tribunal Supremo que desestima su recurso y además le impone las costas.

Ya comentamos en una entrada anterior como la entidad en concurso “Martinsa” se encontraba negociando un “reconvenio”, ante el incumplimiento del ya alcanzado en el procedimiento concursal. (ver http://administradoresconcursales.org/el-reconvenio-como-medida-para-evitar-la-liquidacion-en-concurso-de-acreedores/)

Sin embargo, tal y como se hacían eco ayer los diversos medios de comunicación jurídico-económicos, se ha dificultado aun más su salida del concurso tras la notificación de la Sentencia del Tribunal Supremo que no sólo desestima el recurso y le cierra la puerta a los “ingresos extraordinarios” esperados con la misma, si no que se genera un nuevo crédito por las costas de todo el proceso judicial, que podrían alcanzar los 50 millones de euros.

Esta resolución dificulta la situación de la concursada y la posibilidad de alcanzar un nuevo acuerdo con los acreedores, ya que una de las salidas con las que contaba para atender los pagos pendientes era esta inyección de 1.500 millones de euros.

El próximo día 26 de febrero finaliza el plazo para que los acreedores se adhieran a la propuesta de “reconvenio” realizada por la concursada. Sin embargo, privada del aumento de financiación que preveía, y ante el rechazo de las principales entidades bancarias al nuevo acuerdo propuesto, todo parece indicar que el “reconvenio” no saldrá adelante y que “Martinsa” se verá avocada a la liquidación.

No obstante, queremos destacar que la apertura de la liquidación no implica necesariamente el cese de la actividad inmobiliaria. Así, la Ley Concursal, tras la reforma por la Ley 17/2014, favorece la enajenación de las unidades productivas, por lo que la venta de inmuebles (a terceros o a las propias entidades bancarias acreedoras como dación en pago), la reducción del tamaño, la entrada de un tercero inversor, o la adquisición global de la empresa por un tercer empresario, podrían ser salidas que no implicasen una solución liquidatoria y de cese de la actividad.

Comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.